En términos reales, el marketing político es la búsqueda de votos con el auxilio de la tecnología. Esto conlleva a una comunicación permanente con los seguidores, un constante convencer, Hay mucho mas novedad en el contacto y en el cómo mantener siempre a esos seguidores como algo importante, tanto como conseguir a los nuevos. Más de lo que
podría suponerse, esto es una revolución en la forma de hacer política. Anteriormente Los políticos tradicionales trataban de obtener votos mediante la utilización de dos técnicas básicas: el conocimiento personalizado de su electorado y la elocuencia. Conociendo a la
gente podían tener presente sus gustos, intereses y puntos sensibles, información preciosa a la hora de hacer sus discursos. De esta manera el candidato elocuente y conocedor de su público predicaba sobre terreno fértil, arrancaba aplausos y ganaba adhesiones. No obstante hoy con el crecimiento de las ciudades, el crecimiento poblacional se hace más difícil poder llegar a cada elector pudiendo de esta antigua estrategia, hacerlo solo a una pequeña porción de ellos y entonces el conocimiento del político va descendiendo en la población.
Así entonces, el Marketing Político supone hoy la evolución de las técnicas de conocimiento a través de la revolución de las tecnologías de la comunicación para llegar al electorado ha cambiado drásticamente las técnicas de comunicación. Al hacerse masivos los cuerpos electorales, al contarse los electores por millones y no por cientos o miles, el conocimiento personalizado de cada uno de ellos, a la manera de la vieja guardia, hoy dia cuenta poco. De la misma manera, la elocuencia personal e intuitiva, se complementa con formas más eficaces de comunicación y persuasión. El esquema tradicional del político, conocimiento del electorado y
comunicación, es, sin embargo, permanente.

About Juan Augusto Salgado Escobar

No Comments

Be the first to start a conversation

Leave a Reply

  • (will not be published)